Manejo del comportamiento no deseado en niños con autismo

Los niños con trastorno del espectro autista son mucho más propensos a presentar problemas de comportamiento. El autores Allen y Harris (2006) estimaron que entre el diez y el quince por ciento de niños con autismo en edad escolar muestran conductas no deseadas. Los colegios especiales en UK informan que casi el cincuenta por ciento de sus alumnos también muestran problemas de comportamiento al menos en varios momentos de su escolaridad.

Normalmente estos comportamientos se gestionan excluyendo al niño del colegio unos días. En mi opinión esto no es un buen método ya que los problemas de conducta no se están tratando sino que estos son enviados a otro colegio, institución o a los padres. Los colegios deben ejercer un planteamiento positivo para apoyar a esos alumnos que muestren un comportamiento no deseado.

tantrum_behaviour_640_380_c1

Muchos son los factores que pueden llevar a los niños a mostrar este tipo de comportamientos, algunos autores hablan de factores familiares, género, desventaja social, epilepsia, etc. pero la verdad es que no se pueden establecer factores significativos con niños con autismo. Lo importante es pensar porqué están mostrando esos comportamientos, ya que en mi opinión son un tipo de comunicación.

Peter Imray (2008) tiene la firme opinión de que estos comportamientos se pueden resolver, y sugiere adoptar unas pautas para tratar de eliminarlos:

  • Llevar un seguimiento minucioso del comportamiento exige la identificación del grado de dificultad en el aprendizaje.
  • La resolución de los problemas de comportamiento variará dependiendo de la naturaleza del déficit de aprendizaje. Es decir, cuánto más afectado intelectualmente esté el niño con autismo menos propenso es a entender los efectos que tienen sus acciones sobre otras personas.
  • Los comportamientos no deseados no dejarán de ocurrir solo cambiando al niño, sobretodo, los que tenemos que cambiar somos nosotros.
  • No existe un comportamiento sin motivo, todos tienen un motivo y éste siempre tiene un significado para la persona con autismo.
  • Tenemos que identificar el significado que hay detrás de ese comportamiento para poder cambiarlo.
  • Cuando fallamos tratando de eliminar estos comportamientos quiere decir que no hemos sido capaces de enseñar una forma más apropiada de comunicación, o que no estamos escuchando lo que realmente quieren comunicar.

managingchallengingb1

El mismo autor ha establecido las siete claves para trabajar con comportamientos no deseados y problemas de aprendizaje. Son:

  • ¿Por qué?. Es siempre la primera pregunta que hay que hacerse. Puede que podamos descubrir por qué ocurre una conducta mediante la observación, consulta de archivos y documentos, comentándolo con otros profesionales y con los padres.Es cierto que normalmente los problemas de conducta aparecen con el motivo de evitar hacer tareas o para llamar la atención. Estos tienen fácil solución, si un niño muestra malos comportamientos para llamar la atención entonces le tendremos que dar toda la atención que necesite, y si los muestra porque no quiere hacer las tareas necesitamos quitar esas tareas. Hacer que las vaya haciendo poco a poco con una gran recompensa que le motive muchísimo. En principio será ofreciéndole 20 minutos de juego por sólo unos segundos de tarea, para más adelante ir alargando progresivamente el tiempo de trabajo.
  • Ser constantes, y que todos los que trabajen con el niño lleven a cabo los mismos procedimientos. Por lo que es esencial una buena comunicación con los padres y demás responsables de la educación del niño.
  • Respuestas positivas para manejar los comportamientos. Nada de decir “no”, castigos, amenazas, etc. Estas no funcionan con niños con autismo, ya que sólo enseña a no hacer estas conductas no apropiadas pero NO enseña cuáles son las deseadas. Recompensar conductas adecuadas es mucho más efectivo que castigar el mal comportamiento.
  • Recompensa. Usar los puntos fuertes, los intereses y lo que le obsesione como método de recompensa para promover buenas conductas.

Feature.jpg

  • Control es lo que muchos niños con problemas de aprendizaje no tienen y buscan. Es importante establecer como objetivo de largo plazo que el alumno sepa controlar sus propias conductas. Estos niños se suelen pasar un buen porcentaje de sus vidas siendo controlados por otras personas. Todas las personas tienen derecho a decir “no”, y más importante aún todos tenemos derecho de ser escuchados cuando decimos “no”. Quitar este derecho no es apropiado pero sí lo es enseñar un mejor camino de decir “no”. Uno que sea positivo y gratificante para el alumno tiene muchas más posibilidades de beneficios para todos, a corto y largo plazo.
  • Éxito. Ve poco a poco, elige un mal comportamiento a tratar en primer lugar, y recuerda que enseñar buenos comportamientos es como enseñar otra asignatura. De hecho es la asignatura más importante a enseñar y a veces la única.
  • Tiempo es fundamental. Usando técnicas de comportamiento positivas (recompensando comportamientos positivos) deberías ver un cambio significativo en como mucho unas cuatro semanas. Si no hay cambios, establece un nuevo programa, revisa las siete claves de nuevo e intenta algo diferente esta vez. La mejor estrategia a establecer a largo plazo es que el niño controle su propio comportamiento.

 

FELIZ.png

SOLUCIONES A COMPORTAMIENTOS NO DESEADOS

Ahora voy a explicar como proceder dependiendo del comportamiento no deseado mostrado por el niño.

Problemas de movimiento:

  • Mover mucho las manos o agitarlas: Remplazar este comportamiento con uno similar pero menos molesto. Podría tener algún juguete que pueda agitar en las manos (o un lápiz para mantener sus manos ocupadas) o usar ejercicios como presionar las palmas de las manos o suavemente chocar el puño de una mano contra la palma de la otra.
  • Empujar o tocar otros niños: Explicar a los niños las reglas de espacio personal. Después, avisar al niño para que No lo haga será suficiente, por un rato al menos. También, es muy útil ofrecerle un descanso con movimiento, como ir a beber agua o al servicio.
  • Levantarse mucho de su sitio: Pídele al alumno que te haga algún recado fuera de la clase. Ten preparados algunos sobres, por ejemplo, de tal manera que cuando veas que el niño empieza a estar muy inquieto le mandes a darle un mensaje a otro maestro. O puedes mandarle a dar un pequeño paseo. Otra idea puede ser encargarle al niño que haga algún trabajo manual dentro del aula. Como por ejemplo, mover los libros de un sitio a otro, colocar las mochilas, ordenar materiales, borrar la pizarra, clasificar papeles, etc. Dependiendo de la edad del niño también se pueden usar materiales con peso como el chaleco.

 

 

Conductas de rechazo: 

  • Rechazar el contacto o ensuciarse durante actividades como arte, cocina,…: Incitar al niño a participar en estas actividades pero nunca forzar. Que explore de otras formas, que use un pincel en vez de pintar con los dedos o pegamento de barra en vez de líquido. Si no le gusta el contacto físico siéntalo al principio o al final, de tal manera que no tenga varios niños al lado. Es buena idea ponerlos junto a niños de naturaleza más serena o calmada. Reforzar al niño por cada acercamiento a participar por pequeño que sea, y busca incrementar su tolerancia con el tiempo.
  • No querer hacer la tarea: Ofrécele un sitio tranquilo, sin distracciones. Usa símbolos, señales visuales que indiquen los pasos a seguir. Ayuda al niño dividiendo la actividad en pequeñas partes, ¿que materiales necesitas? ¿que hay que hacer primero?. Si el niño lo necesita, permítalo comer algo o beber, o tener algo en las manos (como una pelota que pueda estrujar) para ayudarle a concentrarse. Refuerza mucho y ofrécele muchos descansos.
  • Romper las reglas del recreo: Hazle un libro con pictogramas y con la historia de cuando salen al recreo (cuento social). Por ejemplo: “Todos vamos al recreo tres veces al día; una vez por la mañana, otra después de comer y otra por la tarde. Normalmente el recreo en el patio. Muchos niños juegan. Todos debemos jugar sin correr riesgos, por lo que todos debemos de seguir las normas del patio. Cuando suena el timbre, todos debemos hacer una fila y entrar a clase. Intentaré ponerme en la fila justo cuando oiga el timbre. Esto hará a mis profesores felices. Después de ponerme en la fila, me quedaré en ella. Todos estarán muy orgullosos de mí!” Estos cuentos sociales valen para todas las nuevas conductas que queramos enseñar al niño.

COMER2

  • Insultar o decir cosas inapropiadas: Avisar a otros alumnos a no tomarse esas palabras personalmente. Que tengan un entendimiento de la discapacidad del niño. Explicar al niño con autismo porque esta mal hacer esos comentarios y si podéis asignarle un compañero que le ayude a conversar correctamente, alguien que pueda ser un modelo a seguir.

 

Sígueme en twitter  @AulaAutista o en Facebook 

Anuncios